Resolución de conflictos: Cerrando círculos

Cerrar un círculo es volver  sobre algo que quedó incompleto en el pasado. Entender lo que faltó, lo que sobró, y hablarlo para cerrarlo.
Un círculo no cerrado es una situación no resuelta, archivada a veces bajo mil vueltas de llave.

Es como un globo que no terminamos de inflar, y anda por ahí sin poder volar,. Y  cada vez que buscamos algo, su color se hace ver.
Espera... Espera por su libertad.
Cuando  solucionas la situación . Es  como ponerle gas al globo, cerrarlo bien, hasta... ¡pintarlo! y dedicarlo. Entonces podemos soltarlo con la misma alegría de un niño.
Y el globo, esa situación pesada, se vuelve liviano, y puede por fin volar.
Y lo dejamos ir, sintiéndonos nosotros también más livianos.

Cerrar un círculo es volver sobre la situación que nos marcó  de una forma controlada y bíblica, con el fin de resolverlo.
Se puede volver personalmente , hablando con alguien capacitado, o escribiendo. No se puede volver físicamente a una situación de abuso, pero sí es útil si la otra persona está dispuesta a dialogar y confrontar lo que pasó con el fin de "cerrar la situación". Como sea que logremos hacerlo a algo de por sí muy difícil, es importante dedicarle una atención prioritaria una vez tomada la decisión, para no crear más incertidumbre de las que el recuerdo doloroso de por sí, ha creado.

A veces el círculo es "un lugar" que esquivamos. Y el círculo se cierra cuando podemos volver al lugar en la fuerza del Señor y no sentir dolor.

Es un proceso, pero no confundamos, no es que "necesita tiempo" . El tiempo en sí, no sana nada. Dios, sana nuestras heridas . Solo Dios, puede acariciar nuestro corazón y quitarnos la culpa y la vergüenza y tanto dolor. Por el contrario, si pasa el tiempo sobre la herida sin tratar, solo lograremos que se infecte, y si no me crees, prueba no limpiar  y curar la próxima herida que te hagas, y fíjate que pasa en unos días.
Debajo de la costra, la infección crece. El tiempo solo hará, que haya una infección masiva.
Es un proceso, porque generalmente se producirán  varias reuniones o charlas al respecto, y seguiremos hablando y  trabajando  el tema, leyendo, reflexionando, orando, y al fin, nuestro trabajo  consciente dará el fruto, de ver llegar a término lo que empezamos.

Cerrar un círculo no quiere decir terminar con una persona. Es la situación pasada, la herida pasada que lo que se cierra. Y ese cierre, puede dar lugar, o no, a cosas nuevas en el presente con las mismas personas o lugares.

Los círculos se cierran con estas herramientas:
1-Enfrentando el hecho de que el tema existe y bajando las barreras que me impedían llegar a él.
2-Dando a luz el tema, hablando de ello , ó con la misma persona, o con gente capacitada.
3-Renunciando a toda persona que quedó cautiva en ese proceso y a todo sentimiento de odio y dolor.
4-Recibiendo a Jesus en nuestras heridas  (consulta la guía " el pasado en terapia intensiva").
5-Si en el proceso encuentras partes de tus recuerdos bloqueados ó en blanco, pide ayuda para recuperarlos y poder sanarlos. Un periodo en blanco, es una parte misma de la identidad, que se ha perdido.Dios no creó algo tan increible como nuestra mente para que tengamos áreas en blanco.Somos seres con memoria e historia.
6-Confrontando la situación, reuniéndonos con las personas involucradas. y confesando delante de ellas, nuestra verdad sobre lo que ocurrió.
7-Perdonando y buscando el perdón por igual. Nunca enfatizaré lo suficiente el valor increiblemente liberador del perdón.
8-Reparando en la medida posible lo ocurrido. 
9-Dando  "la milla extra" agregando  un valor no esperado a la situación, haciendo  algo inesperadamente bueno .

La biblia dice que no miremos atrás. Pero también dice que seamos "reparadores de calzadas, restauradores de portillos".
De esta manera, volvemos al pasado de una forma equilibrada y controlada, sembramos correctamente dónde solo había oscuridad, y luego somos libres de cerrar esa puerta al pasado y vivir plenamente el hoy.

Es una vuelta reparadora.

La vida es un proceso, algunos procesos de restauración como el mío llevaron años de renuncias , perdón y tratamiento.  Pero, casi siempre guardamos algo por ahí, que de tanto que dolío, ni queremos ver que existe.
Enterrada, guardada en oscuridad, ese espacio de historia tiene voz propia, Es un silencio de sonidos que gritan. Y su grito nos rompe.
Nuestra pèrsonalidad se desdobla, la mascara que oculta el secreto, se apresta.  "Una casa dividida contra sí misma no triunfará" dice la biblia. Necesito enfrentar las áreas cerradas y bloqueadas, orando, renunciando, sacándolo a luz, y permitiendo la mirada reparadora de personas con experiencia en el tema.

Solo cuando afrontamos el tema, perdimos perdón por haberlo guardado tanto tiempo,  y decidimos "sacarlo a luz" , veremos nuestra unidad como personas.
Si somos fieles con Dios, y nos mantenemos pidiéndoles que nos revele lo que está mal en nosotros. El, lo hará. En el tiempo perfecto.
Y ahí, no pases la copa.
Deja que el globo se infle, y aún empújalo poara que sea libre.
La libertad para amar y crecer, solo viene en vidas restauradas y unificadas. 
"Conocerán la verdad y la verdad los hará libres" Juan 8.32

Comentarios

  1. ARMANDO ESPINOSA5:24 p. m.

    NO MAS PARA AGRADECER QUE TE TOMES EL TIEMPO DE COMPARTIR ESTAS IMPORTANTES REFLÑEXIONES QUE NOS ENSEÑAN TANTO EN NUESTRAS VIDAS QUE DIOS TE BENDIGA

    ResponderEliminar

Publicar un comentario