Rompe tus límites.


Si hoy estás detenido, pensando que ya no podrás alcanzar más por delante,  rompe el límite en tu mente, y abre tu corazón.
Si has estado largo tiempo como yo pasé veinte años diciendo ya nada vendrá, todo será peor y tal vez ni siquiera merezca un mañana. Rompe con eso.

Dios no ha terminado contigo aún, y por Su mano amorosa el mañana solo te deparará  un mayor peso de gloria, así que ensancha tus tiendas para que puedas contenerla.
Mientras haya aliento de vida en nosotros, hay oportunidades de crecer, de cuidar, de cambiar, de movernos!

Como nos explicaron el domingo, la vida es demasiado corta, para quedarnos quietos.  Como la chispa de una fogata, como la niebla de la madrugada. Somos un momento nada más.
No hay tiempo para perder en tan breve existencia, si podemos entender que los límites solo están en nuestra cabeza.

Tal vez tú no tengas la fuerza, pero de la mano del Todopedoroso Dios, puedes mover montañas, conquistar naciones, heredar reinos.
Todo se puede lograr si ponemos suficiente empeño en ello. Asi que para empezar a hacer cosas increibles, de llegada poco comun,¿porque no pensar en conquistar el corazón de Dios ?.  Y llegar a la fuente, de la bendita esperanza.
Te pido que tomes 10 minutos de tu tiempo, y mires los videos que he seleccionado sobre una vida especial que tiene mucho para decirnos. Miralos aquí si esta reflexión te llega por suscripción.








Estamos enseñando acerca de "La Misericordia"  "Danza Hebrea"   en Desayunando con Dios, y en la Bahía Home les dejamos   una palabra de aliento con "sigue cantando"
Que tengan una semana plena de fuerzas renovadas. Recuerden, poner su mirada en la eternidad, nuestro verdadero hogar.
Edith y el Equipo de la Bahía

Comentarios

  1. Anónimo2:38 p. m.

    Gracias por cada mensaje enviado , es un alimento a mi corazon, Dios les bendiga...

    ResponderBorrar

Publicar un comentario